Visualeo

Cadenas de bloques: falsos mitos sobre blockchain parte II

Cabecera del post Cadenas de bloques falsos mitos sobre blockchain parte II

Porque lo prometido es deuda, hemos creado un segundo post sobre falsos mitos del Blockchain. Con el objetivo de aportaros un poco más de información y que esto os ayude a introducirnos un poco más en las redes blockchain o cadenas de bloques.

Tal vez, el primer post de Falsos mitos no fue suficiente para ti. Por este motivo, a continuación, os mostramos y explicamos alguno más.   

Vamos a empezar desmintiendo uno de los falsos mitos más frecuente entre muchos de los usuarios que navegan por la red en busca de información sobre blockchain.

MITO 9: Blockchain es Bitcoin

Mito 9 infografia cadenas de bloques Parte II

Como Bitcoin ha adquirido mucha fama muchas veces se confunden ambas cosas. Vamos a explicaros en qué consiste cada una para que no te vuelvan a surgir dudas.

  • Blockchain es una “tecnología”:  que nos permite llevar a cabo transacciones entre pares. Éstas se registran en un registro contable distribuido en la red. Todas estas transacciones se almacenan en bloques. Es importante saber, que cada bloque está vinculado al anterior, por ese motivo se denomina cadena de bloques o red. De este modo, cada bloque contiene un registro completo, con el tiempo de todas las transacciones que se han efectuado en dicha red.

  • Bitcoin es un tipo de criptomoneda: que hace posible realizar pagos electrónicos directamente entre dos personas, sin necesidad de tener que pasar por un tercero, por ejemplo el banco. Los bitcoins se almacenan en un monedero virtual (wallet).

El Bitcoin está basado en la “tecnología” Blockchain pero no son lo mismo. No hay que pasar por alto que existen a día de hoy otras monedas basadas en Blockchain, ethereum, waves o ripple, entre otras.

 

MITO 10: Los Smart contracts tienen el mismo valor que los contratos ordinarios

Por el momento, los smart contracts o contratos inteligentes son elementos de código que ejecutan determinadas acciones automáticamente cuando se cumple determinadas condiciones.

Un smart contract es un acuerdo entre dos partes por lo que si que es legal pero no equivale a un contrato ordinario al uso.  

Por lo tanto, este tipo de contrato obliga a que se cumpla lo acordado, con garantías pero aunque es legal no quiere decir que tenga garantías legales.

Son perfectos para utilizar como prueba de que se ha completado una determinada tarea, trabajo…Estos contratos son herramientas muy poderosas.

MITO 11: Todas las cadenas de bloques son públicas

Las cadenas de bloques no son siempre públicas, aunque la más conocida, Bitcoin sí que lo sea. Hay tres tipos de blockchain a día de hoy:

  • Cadena de bloques  Pública: en esta cadena de bloques todo el mundo puede ver las transacciones que se dan en ella. Cuando se lleva a cabo una transacción, ésta aparecerá en el registro. En ese momento, todo el mundo puede participar en el proceso de consenso.  

  • Cadena de bloques Federal: en esta cadena de bloques no se permite la participación de cualquier persona. Solo se permite un número limitado de nodos (ordenadores conectados a una red blockchain utilizando el protocolo P2P), a los cuales hay que darles permiso previo.

  • Cadena de bloques Privada: este tipo de cadena de bloques se suele usar dentro de una empresa. El acceso a la misma y la realización de transacciones está vetada. Solo se le permite a un número de miembros concretos.   

MITO 12: Blockchain solo le interesa a criminales

Mito 12 infografia cadenas de bloques Parte II

Todos sabemos que el Bitcoin, las criptomonedas en general y consecuentemente la “tecnología” Blockchain han propiciado el caldo de cultivo perfecto de anonimato para poder cometer delitos con más o menos impunidad.

Las ilegalidades cometidas por medio del Bitcoin y otras criptomonedas se podrían hacer por otros medios digitales pero la herramienta más útil, sencilla y segura es la que han adoptado estos delincuentes.  

Esto ha generado mala fama al Blockchain pero no hay que olvidar que estas monedas y esta “tecnología” también se usa para fines totalmente legales.

De hecho, cómo hemos explicado con anterioridad, Bitcoin cuenta con un registro público para cada transacción que se realiza en la red. Por lo que podría no ser la moneda perfecta para llevar a cabo actividades ilegales.

La estafa en blockchain se asocia al uso en la habilitación de la criptomoneda y se vincula al uso de sites falsas.  

MITO 13: Blockchain solo es una moda pasajera

Este punto lo podríamos comparar con Internet, de esta manera quedará más claro.

Cuando surgió Internet en el año 69 se podría haber hecho esta misma afirmación, “Internet es una moda pasajera que no va a trascender”.

Hoy en día, se utiliza para todo, tanto en el ámbito laboral como en nuestro tiempo de ocio.

Las criptomonedas, como por ejemplo Bitcoin, podría acabar por desaparecer, no lo podemos saber. Pero, la “tecnología” es complicado que desaparezca como si de una moda se tratase.     

MITO 14: Blockchain solo mueve dinero

Mito 14 infografia cadenas de bloques Parte II

Como ya hemos comentado, la gran mayoría de las personas relacionan Blockchain con la criptomoneda Bitcoin. Pero la “tecnología” llega mucho más lejos.

Hoy en día, se están descubriendo muchos más usos. Todos ellos muy útiles para dar soluciones a múltiples sectores.

En Visualeo creamos mediante “tecnología” Blockchain certificados que verifican el estado de una propiedad o producto mediante fotografías y/o vídeo.

A distancia mediante nuestra red de verificadores o mediante nuestra modalidad de autoverificación, pudiendo crear dicho certificado uno mismo.

La cadena de bloques y la geolocalización nos aporta una garantía irrefutable del lugar, la fecha y la hora en la que se han realizado las fotografías y/o el vídeo creando de esa manera una prueba de veracidad inmutable.    

A medida que se va conociendo más el funcionamiento de las redes blockchain surgen más casos de uso y más sectores que quieren implementarlas en sus procesos internos, como por ejemplo en la sanidad, en la administración pública, en el sector alimentario, en el marketing….

MITO 15: Blockchain expone los datos privados

Las redes blockchain públicas pueden llevar a error, al denominarse “públicas”.

Los datos y detalles transaccionales no están abiertos para cualquier persona, hay privacidad.

Lo único que es de dominio público es la cantidad de la transacción y el hash (código cifrado que se genera por cada transacción).   

MITO 16: Usar blockchain puede suponer un riesgo y es ilegal

Mito 16 infografia cadenas de bloques Parte II

Utilizar Blockchain no conlleva ningún riesgo per se. Además tampoco es ilegal.

El diseño de las redes Blockchain tratan de dar solución a múltiples problemas que surgen día a día como por ejemplo, las bases de datos tradicionales.

En este caso la información que se registra no puede ser alterada ni manipulada sin que quede un rastro de este intento de manipulación.

Además, como hemos comentado con anterioridad, con las cadenas de bloques evitamos la centralización a la que hoy en día estamos sometidos todos los usuarios.   

En Visualeo queremos acercar el Blockchain a todos los usuarios que estén interesados en este concepto y/o ”tecnología”.

Además, intentamos contarlo de un modo sencillo para que sea ameno y cualquiera que le interese este tema pueda indagar sobre el mismo sin encontrar muchas complicaciones al hacerlo.  

Esperamos haber conseguido nuestro propósito.  

También puede interesarte este otro artículo:Blockchain ¿Por qué y cómo surge? ​Descúbrelo con Visualeo

Comparte este enlace:

[Total:1    Promedio:5/5]